En el lado derecho de la nave principal hay un nicho con dos imágenes clásicas. Son las de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier. Estas imágenes pertenecieron a la antigua Iglesia y son objeto de veneración por parte de muchos fieles. Especialmente importante es la celebración de la Novena de la Gracia y la devoción a Javier que se mantiene en esta Iglesia.